Archivo de la categoría: Sin categoría

El increíble pez escalador — La Ciencia y sus Demonios

La Naturaleza está plagada de sorpresas, pero quizás no haya nada más llamativamente contradictorio que un pez que abandona su océano ancestral y a través de riachuelos de montaña comienza una ascensión épica que le permite salvar cascadas con desniveles de decenas de metros en lo que únicamente se puede considerar una escalada libre a […]

a través de El increíble pez escalador — La Ciencia y sus Demonios

Anuncios

Pseudomedicina Olímpica: el cuento chino de la Ventosaterapia Tradicional China — La Ciencia y sus Demonios

Aunque a primera vista pueda parecer imposible, el disponer de más que generosas cantidades de dinero, legiones de médicos, enfermeros, nutricionistas, preparadores físicos y mentales y asesores de todo tipo parece que no es obstáculo ninguno para que la más absurda pseudomedicina chamánica florezca de la manera más irracional en el mundo olímpico.

a través de Pseudomedicina Olímpica: el cuento chino de la Ventosaterapia Tradicional China — La Ciencia y sus Demonios

Abusos encubiertos (XXX) — neurociencia neurocultura

El narcisismo es el mediador íntergeneracional de todos los estragos parentales @pacotraver Hasta ahora en esta serie sobre el trauma he hablado de los abusos graves, objetivables y groseros o bien eventos de la vida que por su intensidad o persistencia supongan graves estresores y desarrollos ulteriores de patologias usualmente graves y resistentes al tratamiento. […]

a través de Abusos encubiertos (XXX) — neurociencia neurocultura

Las terroríficas consecuencias de insertar genes de otras especies

La Ciencia y sus Demonios

Uno de los grandes miedos que agitan los pseudoecologistas para incitar a la población a oponerse a los organismos genéticamente modificados es el de las terribles consecuencias que puede acarrear el insertar en una planta o animal genes de otra especie completamente diferente. En una reedición de Frankenstein, se vaticinan las mayores tragedias si esos genes “escapan” al control humano y “contaminan” el prístino banco genético natural.

Ver la entrada original 611 palabras más